Urbanismo retráctil

marzo 19, 2009 at 1:09 am 1 comentario

dibujo1 Este es el calificativo que se me ocurrido asignar a nuestra disciplina tras la lectura del suplemento cultural de la vanguardia de hoy, “Culturas”, que versa sobre el fin de la arquitectura icónica y que plantea que la crisis exige nuevas bases e ideas para la arquitectura, el urbanismo y su relación con lo público.

Frente al denominado por William J. R. Curtis en 2007 “urbanismo viagra”, en donde criticaba que el desprecio por el humanismo se ha cocinado con ingredientes de cinismo techno kitsch, de arquitectura espectáculo y de mercadotecnia a lo star system, aparecen en estas páginas del suplemento interesantes reflexiones que incitan a volver a los orígenes del urbanismo: resolver los problemas más básicos de las ciudades y de las personas que viven en ellas, desde la vivienda soleada y ventilada, hasta el agua corriente o el transporte.

Me alegra coincidir con las clásicas invariantes del urbanismo moderno (la forma en función de la función) o del postmoderno (la función en función de la forma) sobre lo que ya escribí en el péndulo y la rueda. Por eso mismo considero que en la línea de lo sugerido en este suplemento cultura, el urbanismo actual está en proceso de retraerse epistemológicamente en sí mismo, algo que la crisis inmobiliaria global ha acelerado pero que desde numerosos foros se venía ya reclamando hace años. Frente a la ciudad genérica, la ciudad de la diferencia exhacerbada, la ciudad a lo show de truman está y debe reuperarse el espíritu de construcción de la ciudad sentida, de la ciudad vivida, de la ciudad de carne y hueso.

Y no se trata sólo de recuperar la dimensión social o funcional de la ciudad frente a la formal, ni siquiera de hundirse en las raíces decimonónicas de la disciplina. Hoy en día estan vigentes los problemas y medidas clásicos que se planteaban Cerdá, Unwin, Howard, Sitte, Lloyd Wright, Le Corbusier, etc., pero han surgido nuevos retos especialmente en una ciudad que se ha proyectado en un territorio metropolitano, y sobre la que el discurso de la sostenibilidad se debe traducir en actuaciones concretas. Y qué decir de una ciudad económica y socialmente tan diversa, compleja y heterogénea como la contemporánea: así la cohesión social, la ecología, la movilidad o la integración de las nuevas tecnologías en una economía de la información son, entre otros, los nuevos conceptos necesarios para reformular la teoría de la urbanística al mismo tiempo que se exige un fortalecimiento de la ética asociada a la defensa de los bienes públicos, como comenta Ezquiaga en la comunicación presentada al III Congreso Nacional de Arquitectura.

Como dice el suplemento, después de años de verbena, llega la hora de sentar las nuevas bases para la arquitectura (y del urbanismo) del siglo XXI que no es otro que el de un urbanismo racional (que no racionalista), sensato y comedido. El urbanismo no debería aparecer en los medios de comunicación, o por lo menos, no tan frecuentemente ligado a escándalos de corrupción urbanística (y no sólo en España) sino que debería ser esa labor más altruista, filantrópica e incluso anónima en que día a día, acción a acción se hicieran mejores ciudades. Por eso pienso que el urbanismo debe ser retráctil en sus planteamientos, volviendo a interesarse sólo por lo que es objeto sustantivo de la accion urbanística y dejando los epítetos de los titulares y de los flashes para aquellos que utilizan la ciudad y la arquitectura como medio de conseguir vanitas vanitatis et omnia vanitas…

Comparto la opinion de que es hora de recuperar valores, como los que apuntan los ocho columnistas del suplemento: vivienda social de calidad, equipamientos, espacio público, transporte colectivo, densidad, participación, medio ambiente urbano, paisaje, ecourbanismo, cotidianeidad, etc.

Ilustro este post con una imagen de Rodgers para el estudio realizado sobre el Gran París, del que hablaré en breve, al igual que los otros nueve y que en parte confirman, y también contradicen, lo aquí expuesto en el convencimiento de que el urbanismo de la síntesis es el urbanismo de la superación que en proceso dialéctico se expande y se retrae como el espíritu hegeliano.

Entry filed under: urbanismo. Tags: .

Who’s your city? Las ciudades creativas de Richard Florida Coming digital city with Wimax

1 comentario Add your own

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


marzo 2009
L M X J V S D
« Feb   Abr »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Archivos

Feeds


A %d blogueros les gusta esto: