Operación Chamartín

diciembre 10, 2009 at 10:48 am Deja un comentario

A pesar de escribir estas líneas con un poco de retraso, me parece interesante incluir la referencia del Acuerdo de la Junta de Gobierno de Madrid del pasado 5 de noviembre , por el que se admite a trámite y se aprueba inicialmente el Plan Parcial de Reforma Interior del Área de Planeamiento Remitido 08.03 “Prolongación de la Castellana”, más conocido como Operación Chamartin.

Este plan, en cuya ordenación ha intervenido directamente José Mª Ezquiaga como arquitecto, co-Director del equipo Redactor del
PPRI Prolongación de Castellana, junto con Iñaki Ábalos, además de Luís Rodríguez-Avial desde el Consorcio Prolongación de Castellana tiene las siguientes características:


Objetivos:
* La prolongación de la Castellana contribuye al reequilibrio territorial y refuerza nuestra competitividad, generando inversión y empleo en tiempo de crisis
* Aplica un modelo de urbanismo sostenible que prolonga la Castellana en 2,6 kilómetros, destina 305.000 m2 a equipamientos y 542.000 m2 a zonas verdes, incluyendo un gran parque de 130.000 m2
* Además, se destinan 1.204.000 m2 a oficinas, 165.000 m2 a uso hotelero y otros 165.000 a comercial. Se prevé construir 17.000 viviendas, 4.000 de ellas protegidas
* Las nuevas infraestructuras potencian el transporte público y la movilidad blanda, con cinco nuevas estaciones de Metro, dos de Cercanías y 22 kilómetros de red ciclista
* Los trabajos, con una inversión de 11.000 millones de euros en 12 años, se iniciarán en 2011 y fomentarán la creación de 20.000 empleos de media sostenidos hasta el final del proyecto

Avanzar en el reequilibrio territorial eliminando el efecto barrera provocado por una infraestructura ferroviaria potente; reforzar la competitividad contribuyendo a crear la ciudad financiera que Madrid siempre quiso tener; dinamizar la economía local y nacional al generar inversión y empleo en tiempos de crisis; mejorar las infraestructuras de movilidad, y configurar una nueva centralidad dotada de iconos arquitectónicos que contribuirá a fortalecer este espacio de actividad estratégica y a reducir la presión terciaria sobre el centro urbano haciéndolo más habitable. Son los objetivos prioritarios del Plan Parcial Prolongación de la Castellana con los criterios de sostenibilidad más avanzados en el planeamiento urbanístico.

Notables mejoras

El Plan aprobado hoy incorpora notables mejoras sobre la propuesta de 2004 y es fruto de un proceso en el que el Ayuntamiento, mediante el diálogo, ha tratado de equilibrar el reparto de los costes de las infraestructuras necesarias para garantizar la movilidad y los servicios en la zona, lo que ha supuesto que las administraciones se ahorren 300 millones de euros respecto a las previsiones existentes inicialmente.

En concreto, aporta mejoras relacionadas con la movilidad, integración, sostenibilidad y usos, destacando las referidas a las conexiones transversales con la red viaria existente; al remate del proyecto Calle 30 por el norte; a la integración de los nuevos edificios y usos con el entorno; a la incorporación de criterios de sostenibilidad en la construcción, energía, ciclo del agua y residuos; a la ubicación de los usos dotacionales públicos; al fortalecimiento del uso terciario y comercial de proximidad, y al ajuste del documento al Plan Director de Calidad del Paisaje Urbano.

La prolongación de la Castellana se enmarca en las operaciones de transformación urbana impulsadas por el Ayuntamiento de Madrid en colaboración con otras administraciones públicas, como Campamento o la antigua cárcel de Carabanchel. Por su carácter estratégico, escala metropolitana y efectos sobre la ciudad, es comparable con otros proyectos acometidos en los últimos años en las grandes ciudades europeas como La Défense y Austerlitz en París; Broadgate y Canary Wharf en Londres, o la transformación de zonas centrales de Berlín.

Mejorar la conectividad este-oeste
La prolongación de la Castellana va desde el Nudo Norte hasta la M-40, casi en el límite del término municipal de Madrid, a lo largo de un ámbito de 312 hectáreas. Desde el punto de vista de la estructura urbana, las actuaciones previstas permiten eliminar la barrera creada históricamente por las infraestructuras ferroviarias, recuperar para la ciudad una zona actualmente degradada por instalaciones ferroviarias e industriales y mejorar la conectividad entre los distritos de Fuencarral-El Pardo y Hortaleza.

El ámbito se estructura en torno al gran eje vertebrador que es la nueva Castellana con una longitud de 2,6 kilómetros y una sección de 83 metros y dos bulevares arbolados de 13,5 metros de anchura; una gran zona verde denominada Plaza Central; cuatro ejes transversales entre el este y el oeste; cuatro grandes núcleos de actividad terciaria donde se prevén las principales edificaciones en altura; dos áreas para equipamientos y usos comerciales y residenciales dispersos.

Distrito financiero

Desde la perspectiva económico-financiera, la prolongación de la Castellana y las actividades terciarias que se van a localizar en la zona consolidan la posición de Madrid como destino atractivo para la inversión y la localización de sedes empresariales, sumándose a proyectos ya en marcha en el entorno como el Área de Negocios Cuatro Torres, el Centro Internacional de Convenciones, la futura sede del BBVA o el distrito C de Telefónica. La zona norte se configura, así, como un gran distrito financiero, una gran city que refuerza la posición internacional de Madrid, incrementa la competitividad, dinamiza la economía y crea empleo.

En este sentido, está prevista una inversión de 11.100 millones de euros derivada del proyecto, de los que 4.300 corresponden a la urbanización e infraestructuras y 6.800 a la edificación. Eso supondrá la creación de 20.000 puestos de trabajo medios mantenidos durante los doce años que durarán las obras. En la primera etapa, entre 2011 y 2014, coincidiendo con la construcción de las infraestructuras, el número de empleos ascenderá a 25.000 anuales. Una vez finalizado el proyecto, en este ámbito residirán 52.000 personas y contará con otras 88.000 trabajando en las distintas actividades que se desarrollen en el área.

Más de 1.300 viviendas protegidas municipales

Para integrar este nuevo desarrollo urbano, este plan establece el equilibrio de losusos: el 47% serán terciarios y el otro 50% residenciales, dedicándose el 3% restante a otros usos. En el primer caso, prima el uso de oficinas al que se destinan 1.204.000 m2. A ellos se suman 165.000 m2 de uso hotelero y otros 165.000 de uso comercial.
En cuanto al uso residencial, se construirán 17.000 viviendas, de las cuales 4.000 serán de protección pública, correspondiendo la promoción de 1.315 al Ayuntamiento de Madrid; 739, a la Comunidad, y 1.946 al Ministerio de Fomento a través de ADIF-RENFE.

De los más de tres millones de metros cuadrados que se van a transformar con este plan parcial, un 17% son parcelas de uso privado; otro 17%, zona verde; un 10%, equipamientos públicos, y el resto infraestructuras viarias o ferroviarias. En concreto, se destinan a zona verde 542.000 m2 y a equipamientos 305.000, destacando el gran parque situado al norte de la Estación de Chamartín de 130.000 m2, del que partirá un bulevar ajardinado hasta la zona de terciario que se localizará en la futura glorieta de Herrera Oria.

Mejora de la movilidad
La prolongación de la Castellana conllevará, además, una importante mejora de las infraestructuras y de la movilidad de toda la zona norte de la ciudad. Entre las infraestructuras que se construirán con cargo a los propietarios del suelo y un coste de más de 1.900 millones de euros, destacan la prolongación de la Línea 10 de Metro en 4,2 kilómetros con cinco nuevas estaciones; la ampliación en 2,6 kilómetros de la Castellana y su conexión con las circunvalaciones M-30 y M-40; los cuatro nuevos ejes transversales para garantizar la permeabilidad este-oeste; y el cubrimiento de 600.000 m2 de superficie ocupados por vías de ferrocarril, contribuyendo así a eliminar la barrera creada históricamente por el ferrocarril a lo largo de más de cinco kilómetros.

Por su parte, el Ministerio de Fomento y ADIF van a acometer, entre otras actuaciones, la remodelación y ampliación de la Estación de Chamartín y la construcción de dos nuevas estaciones de Cercanías, que se suman al túnel para el AVE entre Chamartín y Atocha, y la conexión con el aeropuerto de Barajas, ya en ejecución. Estos proyectos, que suponen una inversión de 1.000 millones de euros, permiten integrar la estación en la ciudad, facilitar los accesos, y mejorar el transporte ferroviario tanto de Alta Velocidad como de Cercanías, contribuyendo directamente a incrementar la competitividad y la calidad de vida de la capital.
El avance en la mejora de la movilidad, iniciado en la pasada legislatura, prosigue con el cierre de Calle 30 mediante la construcción del bypass norte, que conectará la avenida de la Ilustración con Pío XII y la A-1, con una inversión de 1.400 millones de euros.

9 millones de horas ahorradas en transporte

El Plan Parcial configura una nueva centralidad, en la que se aplican avanzados criterios de sostenibilidad en la ordenación, exigiéndose requisitos más estrictos que los establecidos por la normativa. Así, los usos terciarios se concentran en los nodos de transporte, dado que su demanda de movilidad es considerablemente superior al uso residencial. Más del 75% de la población y del empleo se localizarán a menos de 300 metros de una estación de Metro y Cercanías, y alrededor del 95% a menos de 500 metros, porcentajes muy superiores a los correspondientes a la almendra central.

En 2025, el ahorro estimado para las personas que vivirán o trabajarán en toda la corona norte, derivado del desarrollo de esta actuación y sus infraestructuras, será de 9 millones de horas y 107 millones de euros anuales. Se presta, además, una especial atención a la movilidad ciclista mediante la creación de una red interior de 22 kilómetros, que enlazará con los medios de transporte y con los carriles bici del entorno, en el marco del Plan Director de Movilidad Ciclista.
Tras la aprobación inicial efectuada hoy, el Plan saldrá a información pública durante un mes y se someterá al Pleno municipal para su aprobación definitiva en 2010. Los trabajos se iniciarán en 2011.

Para más información y galería de diapositivas, ver la página de urbanity

Entry filed under: urbanismo. Tags: .

Atlas del nuevo paisaje urbano Aprender del urbanismo loco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


diciembre 2009
L M X J V S D
« Nov   Ene »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Archivos

Feeds


A %d blogueros les gusta esto: