Aprender del urbanismo loco

diciembre 26, 2009 at 8:27 am Deja un comentario

Incluyo en el título dos referencias sobre la disciplina que incluyen sendas recientes reflexiones expresadas por Nuno Portas (“Aprender del urbanismo”) y de Rem Koolhaas (“Vivimos un uirbanismo loco”)

El pasado 3 de diciembre pronunció Nuno Portas una apasionante disertación sobre el aprendizaje del urbanismo en Europa, dentro del ciclo de conferencias “La formación del arquitecto” que han organizado los responsables (Monclús, Labarta) del Grado de Arquitectura del CPS en la Universidad de Zaragoza. Allí expuso la teoría de los cuatro vértices como esquema de aprendizaje de la urbanística, a partir de la ampliación de los tres principios vitrubianos (venustas, utilitas, firmitas) de la arquitectura, tal y como se muestran en la imagen adjunta . Así, en el caso de la ciencia del estudio y la proyectación de las ciudades estos tres términos requieren de una lectura ampliada en la aproximación conceptual del hecho urbano contemporáneo: la utilitas se traduce hoy por una competitividad en la red global de funciones urbanas características, la venustas por la imagen de la ciudad, por el paisaje urbano construido, por la inteligibilidad de la escena urbana y la firmitas por las cuestiones relacionadas con el soporte de infraestructuras urbanas, pero también con la solidez de un espacio público que sea capaz de consolidad la urbanidad. A ello se le añade un cuarto elemento como es el tiempo, o la función tiempo en que deben desarrollarse los procesos urbanos capaz de generar una durabilidad en el tiempo del espacio urbanizado, que es un concepto mucho más amplio que el de la sostenibilidad.

Todo ello nos obliga a seguir aprendiendo a conocer la ciudad, a pesar de la opinión aparentemente contradictoria -que de hecho no lo es-, de Rem Koolhaas cuando ha afirmado que “Uno de los resultados de esta duda es nuestra incapacidad para reconocer la vida en otro lugar que no sea el centro de las ciudades. Esta duda ha condenado a los barrios a pertenecer a una condición obligatoriamente secundaria, sin otorgarles ninguna capacidad para vivir y ser felices. Al mismo tiempo nos sentimos incapaces de reconocer que los proyectos de los años sesenta, setenta y ochenta son portadores de valores. Es una incapacidad para valorar nuestro pasado reciente, que ha sido condenado a una amnesia inmediata. Esta duda es algo que nos cuesta muy caro. Nos cuesta el placer de las ciudades. Nos cuesta también el placer de lo desconocido y de la aventura, que puede que sea lo esencial de la ciudad.

Nuestra incapacidad para modernizar nuestro propio concepto de lo urbano nos ha conducido a un terrible urbanismo loco, que aparece por todos lados, que nos rodea, con su mediocridad, con un simbolismo sostenible de la peor calaña, con un cinismo verde, una nulidad del espacio público que se ha convertido en un espacio de exclusión cada vez más radical” . La cita es de la conferencia pronunciada el 3 de octubre en el ciclo “Ville d’aujourd’hui, vies de demain, les grandes conférences d’architecture”, organizadas por Arc en Rêve Centre d’Architecture de Burdeos, tal y como relata Babelia.

Entry filed under: urbanismo. Tags: .

Operación Chamartín La ciudad vertical

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


diciembre 2009
L M X J V S D
« Nov   Ene »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Archivos

Feeds


A %d blogueros les gusta esto: