Urbanismo y desarrollo sostenible en Zaragoza: la Ecociudad Valdespartera

junio 16, 2010 at 7:46 am 3 comentarios

Esta tarde, a las 20 horas, presentamos el libro sobre Valdespartera en cuya coordinación editorial he disfrutado enormemente las últimas semanas, y en donde mostramos cómo el urbanismo sostenible, a través de los ecobarrios o ecodistritos constituye uno de los paradigmas de referencia para la construcción de la ciudad del siglo XXI, tal y como hemos señalado en anteriores post que nos hablan de los presupuestos teóricos de la urbanística en el momento contemporáneo.

El guión del libro es el siguiente:

PRESENTACIÓN
Rafael de Miguel González

PARTE I: PACTO
Consenso político, económico, social y vecinal.
Juan Alberto Belloch Julbe
José Atarés Martínez.
Antonio Gaspar Galán.
Javier Velasco Rodríguez.
José Luis Roca Castillo.
Alfonso Carlos Hermosilla Pradas.

PARTE II: URBANIZACIÓN
Planes, proyectos y obras. La transformación urbanística de Valdespartera.

Valdespartera en el contexto del nuevo Plan General de Zaragoza
Rafael de Miguel González.
Proyecto urbano en Valdespartera: estudio de alternativas y criterios de ordenación residencial
José María Ezquiaga Domínguez, Rafael de Miguel González
y Gemma Peribáñez Ayala.
El Plan Parcial de Valdespartera
Ramón Betrán Abadía.
La energía en Valdespartera
José Antonio Turégano Romero.
El proyecto de urbanización de Valdespartera
Joaquín Bernad Bernad.
La red de telemando de Valdespartera: el sistema de información y control
del urbanismo sostenible
Luis Martín Guerrero.
La recogida neumática de residuos urbanos
Roberto Cavero Caballero.

PARTE III: GOBERNANZA
Eficacia en la gestión.

El desarrollo del proyecto de Valdespartera: la acción sinérgica entre
administraciones
Miguel Ángel Portero Urdaneta.

PARTE IV: DERECHOS URBANOS
La ciudad de los ciudadanos

La construcción de la ecociudad
Rafael de Miguel González.
Valdespartera y el séptimo arte
Domingo J. Buesa Conde.
Los contenidos del Centro de Urbanismo Sostenible
Prames.

ANEXOS (Selección a cargo de Rafael de Miguel González y Luis Vela Blasco).

1. Créditos….
2. Anexo cartográfico…..
3. Anexo gráfico…
4. Anexo estadístico..
5. Anexo cronológico…
6. Normas urbanísticas del plan parcial (Texto refundido)..

En fin, transcribo la introducción al mismo como anzuelo para estimular su lectura

Cuando cinco años antes de otorgarle el premio Pritzker a Rem Koolhaas, éste afirmaba en su conocido manifiesto por el urbanismo postmoderno que “más que nunca, la ciudad es lo único que tenemos”, el arquitecto holandés estaba poniendo el dedo en la llaga acerca del valor universal de la reflexión urbanística como elemento central, si no previo, al que están obligadas las civilizaciones humanas en su devenir histórico y en la definición de aquellas estructuras que mejor definen la construcción de las sociedades del siglo veintiuno. De este modo, la contraposición de la ciudad genérica frente a la ciudad con identidad propia nos sirve para argumentar cómo Zaragoza, una vez más, ha sabido reinventarse a sí misma y ha conseguido un reconocimiento internacional sobre el modo de diseñar un espacio de convivencia en el que los zaragozanos del mañana puedan desarrollar su proyecto vital.

Valdespartera es el mejor ejemplo de lo que el propio Koolhaas reivindicaba en dicho texto: la redefinición de los nuevos modos de hacer ciudad, incluso de un urbanismo alegre que reniegue de los errores del pasado y que sea capaz de situarse en la vanguardia de los nuevos paradigmas urbanísticos al hacer posible una cantidad importante de viviendas (9.687) y de nueva trama urbana (243 hectáreas) con una calidad del espacio reconocida en dos ocasiones por las Naciones Unidas como buena práctica urbana mundial, por su contribución a la consecución de los objetivos del protocolo de Kyoto.

Por eso mismo, los pilares del urbanismo sostenible que se citan en cualquier ecociudad (coste accesible a los ciudadanos, integración social, ordenación urbanística que favorezca el aprovechamiento bioclimático, proyecto arquitectónico y sistema constructivo que incrementen el ahorro energético y el uso de materias primas aislantes y sostenibles, sistemas de gestión de las redes urbanas de agua y energía, modos de transporte colectivo, paisaje urbano naturalizado, etc.,) han servido en el caso de Valdespartera de introducción de un proceso urbanístico más complejo cuyo éxito se ha ido fraguando gracias a la interacción de cuatro grandes factores que son los que se detallan en los cuatro grandes apartados del libro: un pacto institucional basado en una atmósfera de consenso político, económico, social y vecinal; una rigurosa técnica de planificación y proyectación del espacio urbano muestra del virtuosismo profesional de urbanistas, arquitectos, ingenieros y técnicos de la urbanización y la edificación; una eficaz gestión urbanística pública, del suelo y de los recursos económicos desde la firma del convenio inicial hasta el final del desarrollo del proyecto; y finalmente una indiscutible apropiación del espacio urbano por los nuevos residentes sin los cuales esta aventura no sólo no tendría ningún sentido sino que la ecociudad carecería de espíritu. La conjunción de los cuatro conceptos en los que se estructura este libro (pacto, urbanización, gobernanza, derechos urbanos) más allá de los detalles de cada uno de ellos, es lo que ha hecho posible la conformación de lo que podríamos denominar como un modelo de urbanismo total, que en muy pocas ocasiones se da con la armonía necesaria en los procesos de extensión de la trama urbana y de consolidación de los valores ciudadanos.

En la primera parte del libro se expresan los dos alcaldes de Zaragoza (el actual, Juan Alberto Belloch, y su predecesor, José Atarés) que han conocido este proyecto y el ex-teniente de alcalde, consejero delegado de la sociedad urbanística en su momento de máxima actividad (Antonio Gaspar), como testimonio de que este proyecto lo ha sido de todos los zaragozanos. Ningún grupo político municipal puede considerarse responsable único del mismo, ya que si ha avanzado ha sido gracias a la tarea colectiva de todos los gobiernos en el Ayuntamiento de Zaragoza, sea cual fuese su color político. Ningún concejal o consejero municipal de la sociedad nos hemos opuesto en ningún momento a que las decisiones estratégicas fuesen tomadas por unanimidad. Y esa unanimidad se extiende, en el seno del Consejo de Administración, al Gobierno de Aragón que es además competente en materia de vivienda. Sin su cooperación institucional esta sociedad y su acción habrían quedado menguadas. Al respecto escribe el Consejero que más tiempo ha estado presente en la sociedad, Javier Velasco. Asimismo el acuerdo ha adquirido fuerza moral gracias al apoyo de importantes sectores de la sociedad zaragozana y aragonesa, desde sindicatos a empresarios (representados por José Luis Roca) y asociaciones vecinales (Alfonso Hermosilla). En cierta medida el consenso y la unanimidad trabada desde 2001 por los grupos municipales, tanto con Valdespartera como con el Plan General, fue el caldo de cultivo para la gobernanza de un proyecto simbólico para Zaragoza como ha sido la Exposición Internacional de 2008. De hecho, la gran lección que deberíamos de aprender de Valdespartera es que este espíritu siempre es deseable para la estabilidad y el éxito en la gestión de los grandes proyectos de ciudad.

El rigor técnico que se desarrolla en la segunda parte se inicia con las reflexiones y dibujos que realizamos, en el tránsito de un plan general a otro, en el estudio de José María Ezquiaga, tanto para Zaragoza en general como para el Portillo (que luego se han visto reflejadas en el proyecto de Milla Digital) y para Valdespartera en particular. Ahí se extrajeron conclusiones sobre las nuevas tramas residenciales (principalmente en la periferia madrileña), bajo la “hegemonía” cultural de la manzana cerrada, y se propusieron esquemas más flexibles para la ordenación ortogonal que se presumía para Valdespartera. No obstante, este libro quedaría huérfano sin una explicación minuciosa del plan parcial de Valdespartera, lo que lleva a cabo su autor principal, Ramón Betrán, no sólo en los aspectos habituales de un instrumento de estas características (inserción en la estructura de la ciudad, objetivos, descripción y justificación de la ordenación propuesta, zonificación, análisis de los criterios de proyectación de la trama residencial, manzanas y calles, etc.) sino en los tres elementos más innovadores para conseguir la eficiencia ambiental y el ahorro energético (ordenación urbanística, diseño arquitectónico y sistema constructivo). A estos textos le sucede uno que resume los informes y criterios de eficiencia energética del Grupo de Energía y Edificación del Departamento de Ingeniería Mecánica de la Universidad de Zaragoza (José Antonio Turégano). El autor del proyecto de urbanización (Joaquín Bernad) detalla el diseño de las redes viarias, de espacios verdes, de abastecimiento y saneamiento, de energía y comunicaciones, así como la ejecución de las obras de urbanización, complementadas con la red de telemando (Luis Martín) o de la red de recogida neumática de residuos (Roberto Cavero).

En tercer lugar, la propia sociedad Ecociudad Valdespartera Zaragoza, S.A. habla por boca del verdadero alma mater del proyecto, su gerente Miguel Portero, quien desarrolla con profusión de datos el discurrir de la encomienda de gestión como una actuación urbanística que, desde la seguridad jurídica de las administraciones participantes, ha conseguido ser una operación rentable desde el punto de vista financiero y sostenible desde el punto de vista social, lo que le ha valido una amplia proyección nacional e internacional.

Finalmente el libro se completa con una parte dedicada a los residentes de Valdespartera, por haber respondido con sus ilusiones personales ante la propuesta municipal con una fuerte demanda social de vivienda, pero asimismo al conjunto de zaragozanos que igualmente pueden disfrutar de sus instalaciones, y especialmente, del centro de urbanismo sostenible. Así, en la construcción de la ecociudad nos referimos tanto a la construcción física (arquitectura y edificación simultánea a los procesos de urbanización) como a la construcción social basada en los conceptos de apropiación, identificación y uso social del espacio público. A ello ha contribuido un impetuoso movimiento ciudadano que se expresa en el espacio digital como reflejo de una toma de conciencia de que la película del Zaragoza del mañana se filmará, entre otros actores, con los vecinos del barrio del séptimo arte (Buesa). Y de manera adicional, con la participación de los miles de zaragozanos que disfrutarán de las actividades de formación y sensibilización medioambiental que se llevarán a cabo en el Centro de Urbanismo Sostenible (Prames).

Este libro debe mucho a todos sus autores, no tanto por lo que han escrito (además de manera gratuita y desinteresada) sino por los sacrificios que han llevado a cabo los diferentes equipos humanos a los que representan en este proceso que ha durado casi una década. Sin ánimo de ser exhaustivo merecen un cálido recuerdo los trabajadores de la Ecociudad Valdespartera, los funcionarios municipales y autonómicos implicados, especialmente los de la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Zaragoza y los de la sociedad municipal Zaragoza Vivienda, la dirección técnica de la obra, así como los miles de trabajadores de las empresas que han convertido un antiguo cuartel en un nuevo barrio residencial.

A dos años de haberse producido el inicio de la Exposición Internacional Zaragoza 2008, y coincidiendo con la publicación de otro libro sobre arquitectura y urbanismo zaragozano de carácter general, éste –sobre un ámbito más concreto- quiere presentarse como un testimonio de la acción colectiva y como un ejercicio de reflexión de obligado cumplimiento que realiza un balance de lo realizado, de las tres variaciones sobre el proyecto inicial (estadio, ferial y centro comercial) o de los equipamientos, servicios y empresas que poco a poco van llegando al nuevo barrio. Igualmente cubre un hueco bibliográfico al ofrecer un estudio monográfico con una ingente cantidad de documentación e información sobre un proyecto residencial, algo poco habitual en la literatura urbanística especializada, mucho más acostumbrada a realizar estudios transversales o comparativos que análisis integrales de un plan, su concepto, diseño, ejecución y gestión.

En fin, en estos tiempos de crisis inmobiliaria cuyo final acabaremos viendo, reconforta pensar que Valdespartera es un símbolo de la nueva Zaragoza, de una ciudad vital, habitable, creativa y sostenible en la que sus nuevos vecinos son defensores de las distinciones internacionales y en la que el resto de zaragozanos nos sentimos profundamente orgullosos de Valdespartera, como parte inseparable que ya es de la capital de Aragón.

Entry filed under: urbanismo. Tags: .

Cerdá Postmetropolis Remembering William Mitchell

3 comentarios Add your own

  • 1. miguel portero  |  junio 16, 2010 a las 12:36 pm

    Rafael, una magnífica recensión del libro.
    Y un elogio excesivo hacia mi persona , que te agradezco.
    Nos vemos esta tarde
    Miguel A. Portero

    Responder
  • 2. rodolfo Ortiz  |  junio 17, 2010 a las 3:20 am

    Rafael, te felicito por pensar en el futuro, es muy interesante
    te envío un gran abrazo desde Guatemala
    Rodolfo Ortiz

    Responder
  • 3. Miguel Febles  |  junio 17, 2010 a las 9:59 am

    Hola Rafael. Me parece muy interesante la iniciativa y me gustaría conocerla más a fondo. Lastima que la distancia no permite conocerla de primera mano ya que vivo en Tenerife. Estaría interesado en hacerme con el libro que presentasteis ayer.¿Cómo lo conseguir?

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


junio 2010
L M X J V S D
« May   Jul »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Archivos

Feeds


A %d blogueros les gusta esto: